Conoce la técnica correcta del vendaje y su importancia para las personas amputadas.

El vendaje de muñón se aplica a las personas que han atravesado por un proceso quirúrgico de amputación, ya sea en miembros inferiores (piernas) o superiores (brazos). Su enseñanza la realiza el fisioterapeuta con la finalidad de moldear el muñón en forma cónica ideal, dar contención, y reducir la hinchazón.

La aplicación inadecuada del vendaje puede causar deformidad, heridas sobre la piel, necrosis, retrasar la cicatrización y contracturar la musculatura, por esto mismo es importante recalcar al paciente que el vendaje debe tener
una presión firme pero cómoda.

Los pasos para llevarlo a cabo, son los siguientes:
1.- Colocar un extremo de la venda en la parte delantera del muñón y dar dos vueltas de adelante hacia atrás.

2.- Hacer el anclaje, es decir, sujetar las dos primeras vueltas con otras dos vueltas alrededor del muñón en la parte superior, en donde se inició el vendaje para mantener la base firme.

3.- Desplazar la venda hasta la parte final del muñón en donde se inicia la espiga de abajo hacia arriba hasta terminar con la venda y dar sujeción al extremo final de la misma.

Es importante no dejar huecos de piel sin vendar y preguntar al paciente si la presión es adecuada. El objetivo final de la enseñanza es que el paciente aprenda a vendarse por sí solo o con la ayuda de un familiar.

Texto y Foto: Insadis Salamanca

Organismos Descentralizados

Lo mas reciente en el municipio…